Crónica de la tarde 01/09/2021

Crónica de la tarde 01/09/2021

El presidente de Segittur pide que España sea “el país de las empresas de tecnologías turísticas”

Enrique Martínez anima a exportar las políticas públicas en turismo porque “somos líderes” 

El presidente de la Sociedad Mercantil Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas (Segittur), Enrique Martínez, pidió hoy que España sea “el país de las tecnologías turísticas” y animó a exportar las políticas públicas de las que, aseguró, “somos líderes”.

Durante su intervención en la primera mesa de la sesión vespertina, dedicada a analizar la digitalización y sostenibilidad de los destinos turísticos, y que contó también con la presencia como moderador del vicepresidente de la Comisión de Smart Cities de AMETIC, John Mora, el presidente de esta sociedad adscrita a la Secretaría de Estado de Turismo lamentó que, a diferencia de lo que ocurre en otros países, la oferta turística de las empresas españolas “no está reconocida como un activo del país”.

Martínez coincidió con Mora en que la situación del sector turístico en estos últimos 18 meses ha pasado del drama social y de tratar de mitigar el duro golpe inicial provocado por la pandemia, a una fase de recuperación y de modernización del sector.

“Debemos reconocer con satisfacción que España fue quien propuso las normas de seguridad ISO utilizadas hoy por todo el sector turístico en Europa”, aclaró el presidente de Segittur, para quien el turismo nacional ya está por encima de los datos de 2019, aunque el internacional aún está en el 40% de las cifras de hace dos años.

En relación a los retos del sector, Martínez aludió precisamente a la necesidad de recuperar estos mercados internacionales y a alargar la temporada veraniega. “La base de la competitividad tradicional ha evolucionado y ahora mismo el éxito descansa en un 50% en la gestión del destino, es decir, en las políticas públicas, y la otra mitad en los atractivos naturales”, precisó.

Sobre Segittur, su presidente reconoció que la empresa pública está en un momento “dulce”. “Nos han doblado el presupuesto, con 350 millones de euros asignados y otros 100 millones disponibles, y estamos en una buena posición para contribuir a los objetivos marcados por la Secretaría de Estado de Turismo”, destacó.

La secretaria general de Transportes asegura que el sector de la automoción dará en España un cambio “radical”

María José Rallo ha anunciado que “este otoño”, se iniciarán los procedimientos administrativos para poder ejecutar los Fondos Europeos, por lo que, dijo, “no podemos fallar como país”

La secretaria general de Transportes y Movilidad Urbana, María José Rallo, aseguró hoy que España, gracias a los 13.000 millones de euros procedentes de los Fondos Europeos, aspira a una movilidad “descarbonizada, segura, digitalizada, inclusiva, asequible y que dé siempre opciones” al ciudadano, un cambio de modelo que implicará la “transformación radical del sector de la automoción”.

Rallo hizo estas declaraciones en el transcurso de la mesa sobre ‘El reto de la Movilidad Sostenible’, incluida en la primera jornada del Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones organizado por AMETIC.

Según la secretaria general, la transformación que experimentará España está vinculada a la estrategia de movilidad trazada desde el Gobierno de la Nación, en donde se incluye el primer plan de recuperación destinado al vehículo eléctrico, que contará, dijo, con 4.000 millones de euros inversión.

Rallo también puso de manifiesto que desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana “estamos centrados en la transformación del vehículo urbano” y, para ello, “contamos con tres instrumentos: la estrategia de movilidad, la regulación y la financiación”.

En este sentido, la secretaria general señaló que, dentro de los 13.000 millones de euros dedicados a la movilidad sostenible que llegarán de los Fondos Europeos, el Ministerio va a lanzar un plan para la digitalización de las entidades públicas y privadas de 3.600 millones, que permitirá “garantizar la transformación digital”. Y es que, como apuntó, “cualquier transformación de sostenibilidad incluye una medida de digitalización asociada”.

Durante su intervención, Rallo anunció que este otoño, se iniciarán los procedimientos administrativos para poder ejecutar los Fondos Europeos, por lo que, dijo, “no podemos fallar como país. Porque nos jugamos mucho. Es una oportunidad que se da muy pocas veces y entre todos, tenemos que aprovecharla”.

La mesa, que estuvo moderada por el director de Think Tank de Movidad Sostenible, Eduardo Valencia, contó tras la intervención de Rallo con la participación de altos directivos de empresas como Repsol, Xiaomi, Grupo Antolín o Saba Infraestructuras.

Por su parte, la directora de Desarrollo de Nuevos Negocios Comerciales de Repsol, Siridia Berenguer, aseguró que la movilidad sostenible va a ser importante en el proceso de descarbonización y consideró que el rol del hidrógeno va a ser “espectacular”, aunque estamos en una fase “inicial” de esta tecnología.  

El Country Manager Iberia de Xiaomi, Borja Gómez-Carrillo, puso de manifiesto que su empresa, la segunda a nivel mundial en fabricación de ‘Smart Phones’ y líder en España, y aseguró que su estrategia pasa por generar productos innovadores y sostenibles. Gómez-Carrillo anunció, además, que la compañía lanzará en 2023 el primer coche eléctrico.

A su juicio, el director de integración, proyectos y movilidad de Saba Infraestructuras, Joan Viaplana, consideró que “estamos recuperando espacio público para el ciudadano” y abogó por que en ese horizonte de intermodalidad, “utilicemos las infraestructuras que ya tenemos pero de forma distinta”.

El director de innovación corporativa (Innovation, Corporate Director, Pioneering) del grupo Antolín, Javier Villacampa, tiró una lanza en favor del coche y apuntó que el futuro del automóvil pasa por coche privado en la movilidad urbana morirá pero le quedan muchos años de vida en la movilidad interurbana. Y la digitalización está transformando la movilidad. Por eso, dijo, desde Antolín “vemos esto como una oportunidad”, pero desde nuestro sector estamos preocupados, “queremos que se apliquen los fondos europeos de una manera realista”. “Es crítico para las empresas -añadió- que sepamos cómo se van a distribuir esos fondos”.

Royo alerta de que, el actual modelo sanitario es “insostenible si no hacemos algo disruptivo e innovador”

El director de Estrategia en Salud de Secure e-Solutions GMV y presidente de la Comisión de Salud Digital de AMETIC sostiene que “no podemos seguir diciendo que el mejor hospital es que tiene mayor número de camas”

El director de Estrategia en Salud de Secure e-Solutions GMV y presidente de la Comisión de Salud Digital de AMETIC, Carlos Royo, ha alertado hoy de que el actual modelo sanitario en España, si no hacemos algo disruptivo, es insostenible” y ha puesto como ejemplo el hecho de que la sanidad española, considerada como una de las mejores del mundo, “haya estado a punto de colapsar” durante esta pandemia.

Royo, encargado de moderar la mesa de debate ‘Transformación digital del sector de la salud en un mundo digital’, que ha contado con la presencia del director general de ERNI, Gerard Esparducer; y del Solutions Principal de Medallia Emea, Igor Romero, ha defendido asimismo que, en ocasiones, “la innovación que necesitamos es utilizar la que ya existe”.

En este sentido, el director de Estrategia de GMV y médico de formación ha reclamado que “hay que hacer algo para poder seguir dando el servicio que se presta. Pero lo que no podemos es seguir diciendo que el mejor hospital es el que mayor número de camas tiene. Igual hay que mirar cuántos sanos tiene”, advirtió.

Tras aclarar que el 80% del gasto sanitario lo absorben cuatro enfermedades crónicas y de que el 90% del gasto en salud se concentra en los últimos diez años de vida de las personas, Royo adelantó que el 60% de los médicos ejercientes en España se jubilarán en los próximos cinco años. “Muy pronto seremos por tanto un país con muchos profesionales muy jóvenes a los que la innovación no les resultará extraña”, predijo

antes de mostrarse convencido de que la sanidad en este país va a cambiar porque, entre otras cosas, “nos va la vida en ello”.

Por su parte, Esparducer aseguró que en España “se invierte mucho en tener los mejores profesionales y hospitales, pero no tanto en innovación en salud 4.0”.

El director general de ERNI, empresa que, según aclaró, se dedica “a llevar tecnología a clientes de farmacia y diagnóstico médico, fundamentalmente internacionales”, anunció que su compañía ya desarrolla aplicaciones móviles para saber si el usuario padece alguna enfermedad como el alzheimer mediante el reconocimiento de voz, y auguró que “es muy posible que en diez o quince años dispongamos de dispositivos que te podrán tratar con una intervención menor del profesional”.

Asimismo, aventuró que “si no hay una inversión pública en innovación, tendremos que comprar fuera las nuevas soluciones tecnológicas” aplicadas a la salud. “Nuestros activos son los profesionales y el entorno, pero vamos por detrás y estamos lejos en tecnología”, enfatizó.

Romero, por su lado, coincidió con Royo en que el actual modelo de salud es insostenible, por lo que reclamó “perder el miedo a preguntar su opinión a nuestros profesionales y pacientes. Esto es más fácil de lo que parece y supondría un gran paso que nos abrirá la puerta a innovar”, explicó.

En ese sentido, el responsable de esta empresa norteamericana centrada en la experiencia del cliente, paciente y empleado para poder dar respuesta a los porqués que surgen en materia de salud, ahondó en que “si no somos capaces de conocer qué opinan los últimos diez pacientes sobra la atención médica que acaban de recibir, entonces estaremos muy lejos de la transformación del sector de la salud en un mundo digital”.

Finalmente, resaltó que esta transformación choca con la reticencia de muchas empresas a testar las nuevas tecnologías. “Y la cuestión va precisamente de eso: de prueba-error”, un aspecto para el que juzgó “imprescindible” potenciar la colaboración público y privada y con las empresas del sector.

Aleixandri lamenta que la nueva normativa que regula en España las ‘start ups’ se centre “solo en lo digital y no en I+D+i”

En el debate sobre ‘Planet+. Empresas Positivas para el Planeta’, diferentes empresas dan su punto de vista sobre la tecnología, la industria y la prosperidad

La cofundadora de ‘Bound4Blue’, Cristina Aleixandri, lamentó hoy que la nueva normativa que regula en España las start ups se centre “solo en lo digital y no en I+D+i”, poniendo de relieve que “se puede innovar en industria sin ser digital”. Una de las responsables de la empresa que ha creado el primer pesquero del mundo con tecnología

integrada para reducir emisiones, hizo estas declaraciones en el transcurso de la mesa sobre ‘Planet+. Empresas Positivas para el Planeta’, que cerró la primera jornada del Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones organizado por AMETIC, que continuará hasta este viernes en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

La mesa de debate, moderada por el director creativo y de contenidos de El País Retina, Jaime García Cantero, abordó asuntos como la digitalización centrada en las personas o el futuro digital y sostenible de las empresas. Y ello, gracias a la experiencia de emprendedores que han liderado proyectos que tienen mucho que ver con tecnología, industria y prosperidad.

Según Aleixandri, solo los 16 barcos más grandes del mundo contaminan más que el conjunto de vehículos del Planeta. “Lo que está pasando en el sector marítimo es lo que pasó hace tiempo en el sector terrestre, debido a que no existen demasiadas soluciones sostenibles”. De hecho, apostilló, la organización marítima internacional ha puesto hitos para intentar llevar a cabo una descarbonización, pero existe todavía mucho que hacer.

Y eso pasa, como apuntó Aleixandri, por la financiación de proyectos innovadores, pero que en España se traduce en una tarea “difícil” de conseguir, frente a lo que ocurre fuera. En este sentido, la responsable de esta empresa pionera puso como ejemplo su propio caso y cómo su idea inicial de crear un barco propulsado por velas que, a su vez, generara hidrógeno, tuviera que llevarse a cabo “por fases”, debido a haberse encontrado con “grandes dificultades” para conseguir inversión.

Por su parte, el director ejecutivo de Solum, Carlos Rodríguez, también inmerso en el negocio de la movilidad, consideró que la tecnología “no tiene por qué ser distópica”, ni “la tienen por qué hacer otros”. Su empresa, una start up creada por cuatro ingenieros sevillanos ahora en fase de industrialización, se centra en el sector de la micromovilidad a través de una tecnología única, la baldosa solar, destinada a surtir energía a pequeña escala a patinetes y bicicletas.

Para Rodríguez, resulta llamativo que si bien allá donde existe una planta fotovoltaica haya al menos un español y que en muchas ocasiones ocupe un cargo de liderazgo, por qué en el país “no existe una energía fuerte”.

Al mismo tiempo, el director ejecutivo de Solum se refirió a las ‘Smart City’ y a la mayor conciencia social que existe sobre ellas, en contraposición a la falta de soluciones que existe hoy en día. Por ello, aseguró que desde su empresa “creemos en esta visión real que implica ciudades autosuficientes a nivel energético, con una movilidad accesible, que no sea un problema y, en definitiva, en ciudades que hagan la vida más fácil a los ciudadanos”.  

La Sustainability Manager de la empresa Recover, Ana Rodes, aseguró que el reto que tiene la industria textil es la sostenibilidad y, por eso, desde su empresa, apuntó, “nuestro objetivo es reducir el impacto ambiental lo máximo posible” y que los consumidores “sepan todo lo que están comprando”. En este sentido, puso de  

manifiesto que su empresa, con sede en Alcoy, se encarga de reciclar el material textil, de “cerrar el círculo” de ese material y dar una “solución” al residuo textil, un “problema” que en España genera al año 900 toneladas.

Preguntada respecto a por dónde pasa el futuro del sector, Rodes auguró que los ciudadanos demandarán mayor energía fotovoltaica, lo que generará, a su vez, la necesidad de aprovechar los espacios y que “estos no sean un problema”. Para ello, la responsable de sostenibilidad de la empresa habló de uno de sus proyectos centrado en dar solución a esto, como es la integración en superficies textiles –como toldos o sombrillas– de paneles fotovoltaicos flexibles que generen energía.